>>> En el primer aniversario de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, cuando diferentes organizaciones de la sociedad civil colaboraron con el IFAI para la realización de la Semana Nacional de la Transparencia, un grupo de estas organizaciones consideró que era preciso sumar esfuerzos para lograr mayores avances en la transparencia gubernamental. Durante 2004 trabajaron en la elaboración de un proyecto que, junto con el apoyo de la Fundación Hewlett, se concretó con la creación del Colectivo por la Transparencia.

La Academia Mexicana de Derechos Humanos, Alianza Cívica, Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, DECA-Equipo Pueblo, Fundar, Centro de Análisis e Investigación y Presencia Ciudadana, conformamos el Colectivo por la Transparencia.

Desde los diferentes sectores en los que cada una de las seis organizaciones se ha especializado, el Colectivo por la Transparencia busca contribuir al fortalecimiento de la cultura de la exigibilidad del derecho a la información, la transparencia en las acciones y la rendición de cuentas en el ejercicio del poder público, desde una perspectiva de la participación ciudadana.

Los derechos humanos, civiles y políticos, el presupuesto, el poder legislativo y el medio ambiente son los principales frentes de acción del Colectivo. A partir de los avances alcanzados en el ámbito federal, trabajamos por extender sus beneficios también en el ámbito estatal.
 
     
 

>>> Principios y fines


>>> Colectivo por la transparencia

El acceso a la información pública en nuestro país es una vieja demanda de la sociedad civil que, haciendo uso de su derecho constitucional de acceso a la información, ha exigido prácticas de gobierno transparentes y de rendición de cuentas. Esta demanda ciudadana ha logrado la entrada en vigor de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental a partir de junio de 2003 y la creación del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI).

Éstos son avances significativos en la materia. Sin embargo, persisten grandes retos en el camino de la construcción de una cultura de la transparencia y la rendición de cuentas, que facilite el combate a la corrupción y la evaluación del desempeño del gobierno.Los retos El primer desafío que debemos enfrentar es la falta de conocimiento y apropiación del derecho ciudadano y los mecanismos legales para el acceso a la información pública.

El segundo gran reto es la resistencia del gobierno a ser transparente y a reconocer que la información sobre su desempeño, decisiones y utilización de los recursos públicos le pertenece a la sociedad.

La tendencia de las instituciones a conducirse con opacidad se evidencia en diferentes áreas:



• Falta de difusión, funcionalidad y de presencia ciudadana que vigile la transparencia de los mecanismos de acceso a la información en el poder legislativo.

• El rezago en materia de mecanismos de acceso a la información que caracteriza al poder judicial, los órganos constitucionales autónomos y los tribunales administrativos.

• El avance desigual del tema en los diferentes órdenes de gobierno. Prueba de ello es la falta de legislación sobre transparencia en varios estados del país, la deficiencia de algunas de las leyes vigentes y la ausencia de mecanismos para hacer operativo el derecho.

• La falta de instrumentos legales que obliguen a los partidos políticos a rendir cuentas sobre la utilización de los recursos públicos que reciben.

>>> Transparencia y participación ciudadana

De cara a esta situación, la sociedad civil está llamada a desempeñar un papel primordial. Al ser la principal beneficiaria del derecho de acceso a la información, se ubica en un lugar estratégico para evaluar y vigilar el funcionamiento del aparato institucional, el cumplimiento de la ley, así como la calidad y utilidad de la información que el gobierno proporciona.

Las organizaciones ciudadanas, al promover el ejercicio del derecho de acceso a la información y prácticas transparentes de gobierno, contribuyen a que este derecho sea plenamente vigente y relevante para la construcción de ciudadanía, sociedad civil y democracia en México.

>>> El Colectivo por la Transparencia

La Academia Mexicana de Derechos Humanos; Alianza Cívica; Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad; DECA-Equipo Pueblo; Fundar, Centro de Análisis e Investigación; y Presencia Ciudadana formamos el Colectivo por la Transparencia para hacer frente a la responsabilidad que nos corresponde en el avance de la transparencia y el acceso a la información convencidas de que la acción conjunta puede rendir más frutos que la acción aislada.

Nos integramos en torno al principio de participación ciudadana como ingrediente indispensable hacia la construcción de una democracia participativa y como elemento que posibilita procesos de integración social y abre caminos hacia nuevas formas de vinculación entre la sociedad y el gobierno.

Igualmente, nos mueve también el principio de corresponsabilidad, pues es claro que en la construcción de un gobierno que rinda cuentas y una sociedad que las exija, hay funciones específicas que sólo puede desempeñar la sociedad civil, mientras que hay otras que sólo adquieren sentido si las asume el gobierno.
Así, la rendición de cuentas se convierte en principio y fin de nuestra labor. Por ello, no sólo miramos hacia prácticas de gobierno más transparentes, sino que asumimos también nuestra propia obligación de ser organizaciones regidas por códigos de transparencia interna.

En este sentido, el Colectivo por la Transparencia tiene como misión contribuir al fortalecimiento de la cultura de la exigibilidad del derecho a la información, la transparencia en las acciones y la rendición de cuentas en el ejercicio del poder público, desde una perspectiva de la participación ciudadana.

El trabajo del Colectivo se construye a partir de nuestra experiencia en materia de transparencia y acceso a la información en las áreas de especialidad de las organizaciones que lo conformamos, siendo éstas:

presupuesto, medio ambiente, equidad de género y derechos humanos, civiles y políticos. En esta primera etapa, las acciones del Colectivo se centrarán en las siguientes líneas:

Capacitación. Se dará prioridad a la construcción de herramientas metodológicas que construyan y fortalezcan las habilidades ciudadanas para acceder a la información. Para ello, capacitaremos y acompañaremos a organizaciones sociales y civiles en la utilización de los mecanismos de acceso a la información.

Difusión. Contribuiremos a la difusión de información básica sobre el derecho, los mecanismos y los beneficios del acceso a la información y la transparencia de las acciones gubernamentales.

Análisis de los mecanismos federales de acceso a la información. Estaremos permanentemente evaluando y elaborando propuestas para fortalecerlos y mejorarlos.

El Colectivo por la Transparencia se ubica, pues, como un actor en la vida política nacional que busca fortalecer a la democracia, abriendo un puente que logre el pleno ejercicio del derecho de acceso a la información entre un ciudadano crítico y un gobierno transparente.

Para construir una democracia que integre ciudadanos participativos, además de un gobierno responsable, uno de los elementos imprescindibles es contar con mecanismos que permitan conocer abiertamente la información pública. Pero más allá, se requiere que estos mecanismos funcionen y sean útiles para la sociedad.

La transparencia en la información pública y las reglas para que el gobierno rinda cuentas son instrumentos que los ciudadanos debemos considerar como esenciales para tener el poder de elegir mejor a nuestros representantes, para incidir juiciosamente en las decisiones de políticas públicas y, finalmente, para lograr una mayor corresponsabilidad entre todos los sectores de la sociedad.